El desafío de los 30 días: Día 2 3


blue-opaque-triantakohedron-30-sided-dice-1-eaBueno, pues vamos con la segunda pregunta del desafío.

¿Cuál ha sido tu mejor sesión? ¿Por qué?

Pues tengo varias sesiones en mesa (porque desde hace unos años apenas juego en mesa pero he jugado más en Comunidad Umbría), pero hay una sesión que fue desastrosa pero a la vez le tengo un gran cariño.

El grupo de amigos (y de rol) teníamos por costumbre irnos de “finde friki” varias veces al año. Nos íbamos a la casa del pueblo de alguno del grupo, o nos íbamos de casa rural. A pesar de que también nos íbamos de fiesta, lo que más hacíamos era ver pelis muy frikis, beber mucho alcohol, y sobre todo, jugar mucho a rol (y la mayoría de las veces, alguno acababa borracho la partida). 2 o 3 del grupo preparaban partidas para ese fin de semana, y jugábamos hasta no poder más.

El caso es que yo preparé una partida de D&D 3.0 (como no). Era un one-shot sencillote y para no complicar la cosa, con una intro típica y rápida para aprovechar el tiempo lo más posible. Así que los PJs, de nivel medio, recibían una misiva del Rey Azoun IV de Cormyr, en Reinos Olvidados, que requería aventureros competentes para una misión. Así que allá que se van los PJs a una audiencia con el rey. Era un rey importante, y me había preparado una escena seria, interpretando a un rey majestuoso, y quería que la partida fuese épica.

Los PJs entran en la sala del trono, se presentan ante el rey, y éste les plantea la misión y el pago a cambio de su éxito. Y aquí se fue a tomar por culo toda la partida, un desastre.

Los jugadores cogen y saltan: “Conciliábulo, conciliábulo”. Y hacen un corrillo, en plan equipo de fútbol americano preparando una estrategia, a escasos metros del rey. Mi cara era un poema, un WTF mayúsculo. No, no estaba preparado para aquello, y no supe reaccionar. Podría haberles encerrado en los calabozos, haberles expulsado del reino, yo que sé… Pero me quedé estupefacto.

A todo esto, de vez en cuando algún PJ levantaba la cabeza, miraba al rey, y volvía a susurrar. Y yo flipando el colores. Total, que los PJs terminan su reunión, y se dirigen al rey. Y le regatean el precio. Pero vamos, que aquello parecía un mercado árabe. Y yo seguía sin dar crédito. Como no quería echar por tierra todo lo que había preparado, y siendo un one-shot de D&D, acepté ofrecerles más dinero con tal de terminar aquella horripilante escena y pasar a otra cosa para olvidar aquello.

Y los PJs, sonriendo, se dieron la vuelta y se marcharon. Al llegar a la puerta, uno se gira y levanta la mano, como si pidiese una caña a un camarero o saludase al colega del instituto, y suelta: “Bueno, Rey”.

No, no recuerdo más de aquella noche. Sólo sé que fue una de las sesiones en las que más me he reído en mi vida, y durante años (sí, años, no meses) nos acordábamos de aquella escena y nos echábamos unas risas. De hecho, hoy es el día en que alguna vez sigue saliendo a colación aquello. Así que, a pesar de que fue una de las peores sesiones en cuanto al desarrollo y al esfuerzo dedicado a prepararla para joderse en 2 minutos, fue una de las que mejores recuerdos me traen.

Reglas del desafío

Participantes en el desafío


Si te gusta la entrada, ¡comenta! Responderé en cuanto me sea posible

3 Comentarios en “El desafío de los 30 días: Día 2

  • Enforcer

    Tienen suerte que no fuera yo el DM, porque sino la partida sí que dura 5 minutos XD

    Lo siento, soy muy tiquismikis con las sesiones de juego, me gustan que sean divertidas y anecdóticas pero no un cachondeo ni una falta de respeto al esfuerzo de otros. A los jugadores les cuesta muy poquito jugar, algunos por no currar no se curran ni un trasfondo, pero el DM se tiene que pegar un curro bueno, por mucho que sea un módulo preparado, y en ocasiones incluso tomarse un ibuprofeno antes de la partida para prevenir migrañas XD

    Yo como DM no hago lo imposible porque la partida siga si veo que los jugadores (por muy amigos que sean) no tienen el respeto de tomársela en serio. Se puede hacer el payaso si la situación lo requiere y el PJ con su personalidad lo propicia, pero que todos los personajes se lo tomen a cachondeo al inicio de una sesión para mi es un indicativo de que ese día es mejor jugar a Descent, o echar unas Magic.

    • Tersoal Autor

      Estoy de acuerdo al 99%. Yo soy igual, y si fuese una partida de una sesión “normal”, hubieran acabado todos en el calabozo sin equipo, o muertos. Pero era un fin de semana, había que divertirse y los jugadores se lo estaban pasando pipa, así que opté por pasarlo bien yo también, y no estar todo el fin de semana enfurruñado. Y mereció la pena.

      • Enforcer

        Jejeje, me alegro por tu decisión entonces. No he dicho que la mía fuese la decisión acertada 😉

        De todos modos, como buen DM, nunca salgas de casa a pasar un fin de semana friki sin un plan B o C o D, que yo con los jugadores nunca me fío de que las primeras opciones funcionen, siempre tienden tomar decisiones que ni en dos días pensando hubieras imaginado.