Balance de 2016


Antes de comenzar esta entrada, estaba leyendo la del año pasado, para repasar cómo me fue el año y qué propósitos tenía para este… Y me ha entrado la risa floja. En fin, juzgad vosotros mismos, la podéis leer aquí, y os recomiendo leerla antes de seguir leyendo esta, para que entendáis mi descojone padre.

A nivel personal no ha habido cambios, y estoy más estabilizado. A nivel profesional, he vuelto a cambiar de curro en noviembre, y aunque he dejado el anterior con muchísima pena porque había proyectos muy chulos y me han tratado de forma inmejorable, necesitaba avanzar en algunos aspectos, y encontré otro proyecto también ilusionante en el que me he embarcado. Si he atinado o he errado está por ver, pero espero y deseo que haya sido un acierto. En fin, como diría aquél, tengo trabajo, y además de lo que me gusta, así que puedo decir que profesionalmente ha sido un buen año.

Ahora vamos a repasar mi año roleramente hablando.

El blog

Nada que decir, señoría. No he escrito prácticamente nada. Ni siquiera estoy demasiado activo en redes sociales, pero sobre todo estoy en G+ y ahí leo y comparto todo lo que la comunidad rolera transmite. Además, hago algunos posts cortitos, que con el móvil es muy rápido de hacer, pero desde el blog me da muchísima pereza. Así que eso, suelo usar G+ directamente. Algo a destacar (por decir algo bueno) es que hice una reseña de Xenoarqueólogos Salvajes, y teniendo en cuenta que no soy dado a escribir reseñas, no está mal. Debería actualizar el progreso de las traducciones de Pathfinder, pero también me da mucha pereza y lo siento por mis pocos lectores. Como veréis luego, sigo distante de Devir por razones de tiempo y eso hace que no esté enterado de todo lo que se cuece.

Lectura

Pues una cosa que he mejorado este año respecto al anterior ha sido la lectura. He leído un poco más de rol, y he terminado una novela. ¡Una! En fin… yo antes leía entre 5 y 8 novelas al año, así que muy mal. Y me ha pasado este año algo que no me había pasado nunca, y es que tengo 3 novelas empezadas, y no termino ninguna. Salto entre ellas, pero no concentro mis esfuerzos…

Jugar a rol

Este año ha sido de secano en mesa. No he jugado nada. Cero. Ni dirigido, claro. En cuanto a rol online, sigo de jugador en 3 campañas de Pathfinder en Comunidad Umbría y mi ritmo de posteo es irregular. Pero bueno, al menos ahí sigo. Este año no he podido cuadrar horarios con mis jugadores de las partidas que tengo paradas para avanzar por hangout, por lo que no he dirigido nada ni siquiera online. Tampoco he acudido a jornadas…

Compras roleras

Este año he seguido en modo ahorro. Compro todo lo que sale en castellano de Pathfinder, por amor al juego y con la esperanza de usarlo algún día. No se me hace duro económicamente comprar las sendas de aventuras, por lo que sigo haciéndolo. También compro sin falta los Clásicos de la Marca, porque me gustan y además tienen un precio realmente bueno. Me da pereza revisar mis facturas roleras, por lo que no sé cuánto me he gastado ni exactamente qué he comprado, pero ha sido menos que el año anterior. Compro lo que sale de Walküre y CdB Engine, participo en el Patreon de Zonk PJ, y he participado en algunos mecenazgos que estoy esperando que lleguen a mi casa. Me hubiera gustado comprar cosas como Degenesis o Fragged Empire, pero por precio he desistido. Seguramente en breve compraré Laberynth Lord, pero aún estoy decidiéndome.

Traducciones

Bueno, en este 2016 por fin salió la Guía del Jugador Avanzada de pathfinder, mitad de la cual tradujo un servidor. A nivel de traducción, sólo he podido traducir un libro, la Guía de Korvosa para Pathfinder. Se espera la Senda de Aventuras La Maldición del Trono Carmesí para enero, por lo que saldrá también la guía. He de confesar que aunque esta guía es preciosa y me ha gustado mucho traducirla (a pesar de alguna bronca de mi editor el Sr. Zamarreño por algunas meteduras de pata subsanas por él), me ha supuesto un sacrificio enorme y ha sido agotador. Me consumió todo mi tiempo libre del verano, a excepción de los 15 días que estuve fuera de vacaciones. No he podido disfrutar del verano, y encima no conseguía coger el ritmo de traducción que quería, haciendo que fuese muy frustrante. Sólo son 64 páginas, pero son muy densas, todo texto, sin estadísticas que alivian la intensidad del trabajo a la par que te hacen avanzar más rápido, y algunas partes del texto han sido más difíciles de traducir de lo que yo me esperaba. Aún con todo estoy contento con haberlo hecho, tenía mucho mono de traducción, y ya veremos si vuelvo a “hipotecar” todo el verano para una traducción así (y antes me lo tienen que proponer, claro).

RPG Utilities

Bueno, este año ha sido realmente malo en mi principal proyecto personal. El año comenzó con un propósito, y era darle caña a los diferentes generadores de PJs que tengo planificados. Nada más lejos de la realidad. He avanzado bastante en el generador de PJs para Walküre y CdB Engine, pero los dones me han frustrado. Mucho. He avanzado, pero es un camino lleno de baches, obstáculos y penurias. Es mucho más difícil de programar de lo que había pensado inicialmente, y es que los dones de CdB tienen muchísimas variables y muchísimas excepciones a las reglas generales. Eso ha hecho que no avanzase, que me frustrase, y todos los intentos de retomarlo me han desilusionado más. Esto no me había pasado nunca, lo de no conseguir retomarlo quiero decir, y me tiene de bajón.

Al menos, he programado otra cosita en RPG Utilities que en breve verá la luz. Es poquita cosa en comparación con los otros generadores, pero me ha gustado programarla. Seguramente a lo largo de Enero verá la luz.

Propósitos para el 2017

Esta vez no voy a proponerme nada. Lo que venga será bienvenido, pero no quiero imponerme cosas. Leeré lo que pueda, disfrutando cuando lo haga. Ojalá juegue algo a rol en mesa, pero lo veo difícil, así que seguiré jugando a rol online y no me voy a fustigar con ello. Si puedo traducir algo para Devir, será estupendo, si no, pues a otra cosa. Espero seguir trabajando en RPG Utilities, aunque dividiré mi tiempo con otro proyecto que tengo parado hace mucho y que quiero que en el futuro se convierta en un proyecto empresarial, con lo que este año y sientiéndolo mucho, voy a darle prioridad. Como digo, esto no quiere decir que no siga con RPG Utilities, pero sé que no sacaré todo lo que tenía planeado. Ojalá consiga desatascarme con los dones de CdB, pero si no lo consigo no voy a llorar por las esquinas. No pienso permitir que un proyecto me quite la ilusión, así que a otra cosa.

Mis jugadores de Comunidad Umbría me piden que retome las partidas que tengo paradas, pero como les he dicho, me puedo pasar semanas sin encender el ordenador, por lo que desde el móvil es un infierno postear. Y como director, tener que abrir varios pdfs, abrir roll20 para el mapa (que desde el móvil siempre me ha funcionado mal), traducir textos, mirar PNJs… Pues sin el ordenador no puedo, lo siento. Así que he resistido mis ganas de reabrir las partidas (que tengo tantas como mis jugadores, si no más) porque sé que tras el arreón inicial volveré a perder el ritmo, y no quiero volver a dejarles colgados.

Seguiré comprando rol, aunque seguirá siendo poco. No sé, veremos qué novedades nos trae el 2017, pero habrá unas cuantas que me atraen así que compraré. Participaré en algún mecenazgo que me atraiga, supongo. Y quizá compre Pequeños Detectives de Monstruos para intentar jugar con mi hijo, aunque aún me lo estoy pensando.

En fin, dentro de un año haremos el balance de 2017 y veré cómo se ha dado. Por ahora no voy a intentar adelantar cosas para ese post del balance.

Aprovecho para desearos a todos un feliz 2017, y que al menos sigamos conectados por aquí, mi blog, o por G+.

Si te gusta la entrada, ¡comenta! Responderé en cuanto me sea posible