Balance de 2015 y propósitos para 2016


Quería hacer esta entrada en este último día del año y me he dicho: “¿Por qué no mirar la del año pasado, a ver qué tal ha ido este?” Pues qué bajón darme cuenta de que no cambia mucho y casi podría decir que apenas un copy & paste y cambiar dos palabras aquí y allá, y podría colar igualmente. Eso es bastante triste…

En fin, la cuestión es que voy a intentar que no parezca un copy & paste así que voy a borrarlo de mi mente y voy a escribir un poco (a ver si no me salen agujetas…).

El 2015 ha sido un año de muchos cambios, otra vez. En el plano personal no ha sido un año muy bueno, la verdad, y no quiero hablar sobre ello, ni creo que sea el lugar. En el plano profesional, la verdad es que no me puedo quejar. Empezó siendo un año muy malo, teniendo que finalizar mi andadura como freelance porque apenas entraban ingresos, eran muy irregulares, y es un mundo mucho más difícil de lo que muchos piensan (yo el primero). Esto no quiere decir que lo lamente: el momento y la situación del 2014 eran perfectos para probar suerte, y he aprendido mucho en el proceso. Quería quitarme la espinita y no mirar hacia atrás dentro de unos años y lamentarme por no haberlo intentado. Pero por suerte encontré un proyecto ilusionante en el que confiaron en mi y empecé a trabajar de nuevo por cuenta ajena. Y en noviembre he encontrado otro curro que me encanta y que promete retos e ilusiones a partes iguales. Así que el año ha terminado muy bien, y me doy con un canto en los dientes si el 2016 es igual de bueno.

Lamentablemente, mi trabajo habitual, el que me paga la hipoteca y me da de comer, me impide desarrollar otras actividades profesionales. Eso implica que mi colaboración con Devir es muy escasa, y ya sólo me limito a hacer algunos trabajos internos que no tienen visibilidad para el público, como revisar textos. Por suerte en el 2015 ha visto la luz mi segundo retoño de gran volumen, el Bestiario 2 de Pathfinder. Aún no hay fechas, así que a ver cuándo sale la GJA, que seguro que será este 2016.

Entre las responsabilidades laborales y personales, apenas tengo tiempo libre y es muy fraccionado. Por tanto, apenas he jugado a rol (estoy muy contento con las dos sesiones por hangout que hice en verano con mis jugadores de Shattered Star de Comunidad Umbría, aunque me vi más que oxidado dirigiendo) aunque sí que he comprado bastante. Menos de lo que me gustaría pero más de lo que debería, teniendo en cuenta que son para la estantería, y por ese motivo llevo un tiempo en modo ahorro.

Además hay otro motivo por el que el tiempo libre es nulo, y es que el poco que tengo lo dedico a un proyecto que me tiene enganchado: RPG Utilities. Lo inicié en el 2014, pero por fin vio la luz en 2015. Eché a andar una campaña en patreon, pero tuve que cancelarla. Había que ser realista y dedicándole una media de 3 horas semanales al proyecto, no podía tener en marcha una campaña como esa. No sé, no lo veía. Así que apechugo con eso y me hago cargo del coste del servidor y el dominio con ánimo y sin lamentaciones. Ahora mismo el estado es el siguiente: el generador de aventureros para Aventuras de la Marca del Este está terminado usando la caja roja. Apenas tengo usuarios, pero todos me dicen que mola, a pesar de que me he centrado en la funcionalidad y menos en la estética. Así que estoy bastante contento. Ahora mismo hay algunas personas que están probando ya una versión alfa e incompleta del generador de PJs para CdB Engine y Walküre, del que estoy muy contento cómo está avanzando. Así que el ritmo es lento, muy lento, pero no paro de hacer cosas.

A ver qué tal el 2016…

Pues qué queréis que os diga, sé cómo soy y cómo va esto, así que salvando el plano personal y profesional, que dependen menos directamente de mi y que espero que sigan igual o mejor que el año que termina, sólo voy a hacer una declaración de intenciones que sé que voy a cumplir sí o sí: seguiré trabajando en RPG Utilities.

Tengo que terminar el generador de PJs para CdB Engine y Walküre, que aún le falta bastante. Además, espero que me dé tiempo al menos a comenzar con el generador de Jernhest, y tengo que integrar la caja verde de Aventuras de la Marca del Este. Y si no me da tiempo a terminarlos, pues lo siento, de verdad. Haré todo lo que pueda para que eso ocurra. Pero al menos espero comenzar con ellos. Ojalá gusten los generadores y más usuarios quieran registrarse y trastear con ellos, ahora mismo hay muy pocos.

No voy a desear nada más. Desearía leer más rol y más novela, pero sé que estará difícil. Jugar más a rol lo veo imposible, salvo las partidas que tengo en Comunidad Umbría, que no cuentan porque requieren poco tiempo a la semana, en mi casa y sin depender de nadie más. Respecto al blog… pues ojalá escriba más. Nació como un medio para contar mis andanzas editoriales y hablar de otras cosas relacionadas con el rol, pero siento que las cosas que quiero contar ya se han dicho en mil sitios, me entero de todo tarde (algo habitual en mi, por cierto) y cuando alguna vez voy a escribir, no sé ni qué contar. No lo prometí y no lo prometo ahora, pero ojalá en la entrada que haga en 2016 pueda decir que he escrito cosas interesantes, como las entradas sobre el mapa pirograbado. Pero mejor no escupir para arriba que luego…

En fin, hasta aquí mi resumen y propósitos. Sólo me queda desearos una buena entrada de año y que el 2016 sólo os pasen cosas buenas.

Un abrazo

Sergio Rebollo “Tersoal”

Si te gusta la entrada, ¡comenta! Responderé en cuanto me sea posible